Victoria Sponge

¡Feliz Easter Holidays a todos! Os escribo recién llegada del país de las mermeladas, Inglaterra. Voy a la caza de la receta de un Victoria Sponge después de probarlo por primera vez. Y es que, ¿puede un pastel tener un nombre más bonito?

– Amigos ingleses, déjense de porridges y sírvanos otro trocito de esta delicia victoriana-.

Ingredientes para la masa: 

  • 225 gramos de mantequilla (sé que parece muchísima)
  • 225 gramos de azúcar
  • 1 pellizco de vainilla
  • 4 huevos grandes
  • 225 gramos de harina de trigo
  • Una cucharadita de levadura

Ingredientes para el relleno:

  • Nata montada sin azúcar o buttercream
  • Mermelada de fresas

Ingredientes para decorar: 

  • Azúcar glass

El pastel podríamos decir que tiene dificultad nula. Quizá lo más difícil sea montar la nata de modo que, si no te quieres complicar o no tienes tiempo, también se puede rellenar de crema de mantequilla o comprar la nata ya montada.

Primero y como siempre, precalentamos el horno a 180º.

Mezclamos toda la mantequilla con el azúcar con las varillas eléctricas. Es mejor que la mantequilla la tengáis a temperatura ambiente para que se puede hacer una buena pomada.

Si no os ha dado tiempo antes, dadle un golpe de microondas (función descongelar) con cuidado que no se ablande demasiado y pierda su textura.

Mantequilla

Cuando tengamos la mezcla, veréis que queda bastante compacta, añadiremos los huevos uno a uno con las varillas eléctricas. No mezcléis el siguiente hasta que el primero quede perfectamente incorporado.

Mantequilla y azúcar

Pesamos la harina y le añadimos la levadura. La tamizamos y la añadimos a la masa con cuidado con una espumadera.

No utilicéis las varillas eléctricas para incorporar la harina porque castigaréis la masa y le quitaréis toda la esponjosidad.

Os quedará una masa bastante más consistente que la que normalmente tengáis en bizcochos.

masa victoria sponge

Untamos con una nuez de mantequilla un molde de 24 de diámetro y vertemos la masa dentro. Horneamos el bizcocho aproximadamente unos 25 minutos. Cuando esté ligeramente dorado y al pincharlo el palito salga completamente limpio, podéis sacarlo.

Lo dejamos enfriar encima de una rejilla y pasamos a preparar el relleno.

pastel mas relleno

Montamos la nata con las varillas eléctricas a poder ser en un bol metálico, bien limpio y seco.

pastel y nata

Abrimos el pastel por la mitad y lo untamos, generosamente con la mermelada de fresas.

relleno victoria sponge

Después de esta primera capa le asignamos otra generosa de nata montada. Cerramos las dos mitades y espolvoreamos un poquito de azúcar glas por encima.

Si queréis que la parte de arriba quede completamente plana y así más bonita a la vista, girad el pastel para que la base sea la parte superior.

pastel girado

Este pastel fecha de la época de la Reina Victoria de Inglaterra a la que le gustaba acompañar el te de las cinco con un bizcocho dulce. Para entonces, carecía de relleno y se servía solo. Hoy en día es un básico de cualquier cocina inglesa. Y, si no lo supiéramos, solo oliendo la mezcla de mantequilla y mermelada seguro que podríamos adivinar su origen.

Recordad que si habéis utilizado nata tendréis que guardarlo en la nevera. Os aguantará un par de días.

Feliz final de vacaciones a todos y espero que si probáis de hacer la receta os salga buenísima :)

Entrada publicada el April 9, 2012 a las 5:34 pm por Miss Sweet
Categorías: De ruta, Meriendas I love you, Reinonas
Etiquetas: , , , , , ,

7 Comentarios

  1. Gemma says:

    Que rico!!! Pongame un trozo, porfavor!
    Feliz semana!

  2. Congratulaciones, este sitio tiene mucha pesquisa práctica y buen bisquejo. Me atraería darle las gracias por aportar sus ideas y invertir tiempo ejecutando escritos. Buen trabajo!

  3. Hola a todos. Estaba navegando por Internet y encontre tu pagina. Tremenda informacion. Muchas gracias por escribir tu experiencia! Es bueno saber que algunas personas ponen ahinco en la gestión de sus paginas. Voy a estar seguro de volverde vez en cuando.

  4. Luciernaguilla says:

    Que bueno!!!!!!! No creo que tenga que meterlo en la nevera, imposible que dure mas de una tarde.

    • Miss Sweet says:

      A mi el bizcocho me sorprendió muchísimo porque tiene un sabor muy distinto. Cuando lo probé no me pareció el pastel más atractivo pero me pareció buenísimo. Ya lo he hecho un par de veces desde entonces :)

  5. Heidi Leon says:

    estos British se merecen un premio por inventar cakes tan cucos y el afternoon tea (y que no me oiga el marido francés que le da el ataque) ;)
    abrazos!

    • Miss Sweet says:

      Si te oye podría darle, sin duda, un buen susto. Ni punto de comparación con los dulces franceses. Mis compañeras de trabajo son de Paris y cada vez que visitan Barcelona y las llevo a tomar tartas se sorprenden de los nombres que les damos a nuestros postres. Nuestro coulant no les parece un coulant, ni el hojaldre les sabe igual, etc. Un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *