Bizcocho de coco y piña

Si todo sigue su curso, este próximo Julio tendremos un bebé sentado en el sofá :) Así que que, antes de tirarme a los posts de postres infantiles, voy a seguir en la línea de postres menos pesados. Todo sea por una sana convivencia con la báscula (alias la traidora).

Este domingo repetí el bizcocho genovés. Esta vez de coco y piña.

Bizcocho de piña y coco

Ingredientes: 

  • 125 gr de azúcar
  • 125 gr de harina de trigo
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de levadura en polvo
  • 3 cucharadas soperas de ralladuras de coco para el bizcocho
  • una taza más de coco rallado para la cobertura
  • Tres o cuatro rodajas de piña en almíbar
  • 1 dedal de almíbar de piña (el mismo de la lata de conserva de la piña)
  • 1 dedal de ron oscuro

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un cuenco metálico batimos los huevos enteros con el azúcar hasta que la masa doble su volúmen y adquiera un color cremoso y una textura esponjosa.

Añadimos la ralladura del coco, el almíbar de piña y el dedal de ron oscuro.

Cortamos las rodajas de piña en láminas finas y las reservamos.

Pesamos la harina y le añadimos la cucharadita de levadura. Mezclamos con una cucharita y pasamos a incorporar la harina a la masa. Lo haremos con un tamizador y la ayuda de una espumadera que nos será de utilidad para no castigar mucho la masa. Para que esta no pierda su volúmen, acordaos siempre de incorporar la harina tamizada con movimientos suaves y envolventes. En cuanto veáis que se esconde, parad de mezclar.

Antes de hornear el pastel, hundimos con cuidado las rodajas de piña en la masa.

Horneamos el pastel unos 30 minutos a 180ºC. Antes de sacarlo lo pinchamos para ver si está hecho.

Cuando se enfríe lo podemos bañar con un pincel con el almíbar de piña. En cuanto esté seco espolvoreamos la superfície con el coco rallado.

Si queréis una variante de bizcocho más dulce podéis preparar un almíbar de piña con azúcar, una rodaja de piña cortada muy fina y un poco de agua. Cuando el almíbar esté templado partís el bizcocho por la mitad y con un pincel de cocina pintáis ambos lados del bizcocho.

Un truco para que el bizcocho siempre os coincida: antes de partirlo por la mitad meted el dedo en harina y con el índice pintad una linea vertical en borde. Así al juntarlo podréis hacer coincidir ambas partes.

Y volià mi desayuno “light” del domingo :) Aunque debo confesar que al final cayó una pastilla de chocolate con naranja.

Desayuno domingo bizcocho piña y coco

Entrada publicada el January 30, 2012 a las 11:44 pm por Miss Sweet
Categorías: Meriendas I love you, Recetas, Reinonas
Etiquetas: , ,

5 Comentarios

  1. IFeelCook says:

    ¡Qué bueno debe estar este bizcocho de desayuno light, jeje! Bonitas fotos :) ¡¡Muchas felicidades por tu bebé!!

  2. Miss Sweet says:

    Gracias!! Light light no es pero casi, no? :)

  3. Heidi Leon says:

    un bebé? wow, que notición. felicidades y que se siga cociendo lento pero seguro :)

  4. Bárbara says:

    Un bizcocho delicioso. Con el frio que hace hoy sería el ideal acompañamiento de un chocolatito caliente ;p

  5. Pingback: Fotografía que se come - Photoshop Servicios Web Gratis | Photoshop Servicios Web Gratis

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *